Skip to content

La exclusividad de los productos lácteos

25/06/2012

Una de las cosas que más llama la atención aquí en Canadá son los precios de los productos lácteos.   Cuando una tarrina de Philadelphia o una caja de 24 quesitos de la vaca que ríe valen 8 dólares y es difícil encontrar un queso por debajo de los 24 dólares el kilo inmediatamente piensas que hay algo que está mal.

El motivo para los precios desorbitados de los productos lácteos es la política proteccionista del sector lácteo.  Los productos lácteos extranjeros se cargan hasta un 300% de impuestos, lo que permite elevar artificialmente el precio de los productos lácteos locales, que han subido hasta un 55% en los últimos 15 años.  En la situación actual, los productos canadienses no son competitivos en el extranjero, lo que una eventual liberalización del mercado llevaría a la quiebra a todos los productores canadienses.
Aunque una transición al mercado real es posible, la situación actual provoca extrañas situaciones:
– Se consume más “blanqueador de café” en polvo y menos leche en polvo.
– Cada vez hay más “postres lácteos” en lugar de “helados”, con un menor contenido en leche.
– El consumo de productos como la leche de soja o leche de almendras sigue en aumento, mientras que el consumo de leche sigue en retroceso.
– El consumo de productos lácteos decrece una media del 4% anual, al contrario que la tendencia mundial, incluyendo países como Brasil, Ucrania o Argentina que experimentan crecimientos de hasta el 24%.
– Las pizzerías y el sector más directamente relacionado con el queso lo llaman “oro blanco”.
– Descuentos en el queso para pizzas congeladas para competir con el mercado estadounidense hacen que salga más barato una pizza congelada que hacerla en casa con mozzarella.
– La industria local continúa su tendencia de reducir leche y aumentar espesantes, colorantes y saborizantes artificiales en productos como los yogures, batidos, postres o helados.
– Quesos mundialmente conocidos y consumidos como el Roquefort, Camembert, Gruyère, Parmesano o Manchego se convierten en productos delicatessen cuyos precios varían entre los 40 y los 80 dólares el kilo.
Más información en Dairy Planet.

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: