Saltar al contenido.

El ahorro en la cesta de la compra

03/02/2018

Ya van a hacer seis años que llevo aquí, y la verdad me ha costado bastante ir aprendiendo a hacer la compra en Toronto, más que nada por las diferencias que existen entre los supermercados españoles y los canadienses.  Para ponernos en situación, yo en España era un cliente fiel de las marcas blancas, en especial la del Mercadona (quién dijo Hacendado, ¿y DeliPlus?), porque me resultaba muy cómodo llegar y llenar el carro, y no tener que ir comparando entre marcas, precios y demás.  La máxima preocupación era encontrar la mejor marca blanca entre los diferentes supermercados (mejillones del Lidl, cremas del Mercadona, aceite de oliva del Carrefour…  esas cosas de las que te enterabas en los cafés).

ShoppingCart-740x493

Aquí pronto me dí cuenta de que, aunque hay marca blanca, no es tan mainstream como en España y, por tanto, no hay tanta competencia ni en calidad, ni en precio ni en opciones.  Así que otra vez me ví empujado a comparar la relación calidad precio entre las diferentes marcas, probando aquí y allí, y limitando los productos de marca blanca en la cesta de la compra a un 30% aproximadamente (en comparación al 90% al que estaba acostumbrado).

Os repaso las cosas que he ido aprendiendo y los productos que he ido encontrando con mejor calidad precio por los distintos supermercados.

CostCo

Es el supermercado low-cost para comprar en cantidades grandes (es de hecho el mayor grupo de distribución del mundo), quizá lo conozcáis porque veo que han abierto dos CostCo en Madrid y Sevilla. Habitualmente se compran cosas que se utilizan mucho, productos de marca reconocida -más caros en un supermercado normal- o cosas que no son perecederas y que podemos ir gastando.  Disponen también de su propia marca blanca Kirkland, que es posiblemente la de mejor calidad entre todas las marcas blancas disponibles en todos los supermercados.  Es comúnmente reconocida la calidad de la carne (posiblemente también debido a la enorme rotación, vamos, que se vende como churros).

Costco-Class-Action-2017

En CostCo merece especialmente la pena las toallitas húmedas, las vitaminas y medicinas sin receta (over-the-counter), los frutos secos , los langostinos, los quesos, los fiambres, la carne, el pescado fresco y los productos de limpieza de marca, como el detergente y el suavizante. Suelen tener chorizo y jamón español, y ocasionalmente he encontrado queso manchego.  La desventaja es que hay que sacarse una tarjeta que tiene un coste de $60 anuales, y a veces se compra en cantidades que no se necesitan.  La experiencia de usuario tampoco sobresale, de hecho es de las peores que he visto por aquí: demasiada gente, frecuente imposibilidad de aparcar, tremendas filas, no dan bolsas, te revisan el ticket a la salida como si fueras un delincuente, no admiten ciertas tarjetas de crédito… en fin, un poema). Aún con todo la gente se vuelve loca en el CostCo, no os dejéis llevar por la locura que se respira en el CostCo un sábado a las 3 de la tarde, hay cosas que son más baratas en un supermercado normal cuando están de oferta.

Whole Foods

download (1)Vulgarmente conocido como Whole Payroll por sus precios, es el supermercado más pijo, el equivalente al supermercado del Corte Inglés en España, pero bastante más caro.  Disponen de una gran oferta de productos orgánicos, upscale, importados y raros. Desde que lo compró Amazon se dice que han bajado los precios, pero no os lo puedo confirmar porque un día fui y me gasté $100 en tres tomates, una olivada y dos estupideces más y no he vuelto a ir.

Loblaws, Metro y Sobey’s

Los ‘big three’ de la distribución en Canadá, cada uno tiene sus peculiaridades pero más o menos los tres van destinados al mismo público: aquel que busca una gran selección de productos y una mimada experiencia de usuario.  Bajo mi punto de vista, los precios están infladísimos, debido fundamentalmente a dos cosas que os contaré luego, así que en estos supermercados me limito a comprar únicamente los productos que están de oferta o los que no encuentro en otros supermercados.  Como curiosidad, os contaré que he comprado más de una vez pimientos del padrón importados de España en el Loblaws de Church y College (Bloblas para los de andar por casa).  Disponen de una gran selección de quesos manchegos y jamones españoles e italianos, y hay que reconocer que los supermercados son chulísimos y está todo impecable (foto)

LoblawBlog

El metro tiene fama en la calidad de la carne, así que a veces merece la pena pasarse a comprar lo que tengan de oferta esa semana.  Tened en cuenta que hay muy pocas carnicerías, y las que hay suelen estar orientadas a determinado  público (organic, halal, etc.), así que hay que morir al palo de comprar la carne en el super.

Estos supermercados suelen tener también pescadería, carnicería y charcutería, algo que los supermercados low cost nunca tienen.  La calidad del pescado es relativa, así que andad con ojo, porque los orientales que son los que más pescado consumen en Toronto los veo comprando mucho en Chinatown y en T&T’s -supermercado chino en Cherry st. del que os hablo luego).  Yo compro la cuarta parte de pescado que compraba en España, ya que es común encontrarse con pescado y marisco en mal estado que te arruina la paella de marisco o completamente, andad con ojo.  En el Saint Lawrence Market hay varias pescaderías que no están mal.

NoFrills

no_frillsEs el supermercado de bajo coste de Loblaws, su selección es bastante limitada, aunque dependiendo del tamaño del supermercado, tienen más o menos cosas.  Si váis a comprar alguna de sus dos marcas blancas, os recomiendo que vayáis al NoFrills en lugar del Loblaws porque los mismos productos están más baratos. No brand (envase amarillo) está muy bien para las bolsas de congelación con zip, papel de aluminio o film transparente, jamón de york de batalla o el tomate frito.  Del President Choice merece la pena la ligeresa y algunas salsas, y los pimientos del piquillo (que por otro lado, no existen en ninguna otra parte, son peruanos).  También compro aquí los tomates secos y el atún Unico cuando está de oferta. Este atún es el más parecido al que se usa en España para la ensaladilla, en aceite vegetal.

FreshCo

freshcoEs el supermercado low-cost de Sobey’s y mi supermercado preferido para la compra semanal, debido a que es el que mejor oferta de productos frescos tiene entre todos los low-cost, y dispone también de muchos productos internacionales (middle eastern, european, indian, chinese).  También me gusta el hecho de que suelen disponer de las cosas en oferta que anuncian en los flyers, al contrario que el NoFrills, que para cuando vas a comprar algo, seguramente ya no tienen.  También creo que tienen más oferta que el NoFrills, no sé, esto quizá es subjetivo.  En precio, para todos los supermercados de bajo coste, es parecido, algunas cosas más caras y otras más baratas, lo típico.  La marca blanca Compliments, sin ser la bomba, no está mal en fiambres, aperitivos y frutos secos.  Disponen también de otras marcas blancas más premium como Sensations o Complients Organic, pero normalmente sólo están disponibles en Sobey’s.  La marca equivalente al “1” de Alcampo (la más básica), se llama Signal y es mejor olvidarse de ella, es muy barata porque es una caca, básicamente.

Food Basics

food-basicsSuelo ir a comprar espárragos blancos, que es uno de los pocos sitios donde los encuentro, y también aprovecho para comprar pan y alguna otra cosa que esté de oferta como el queso Philadelphia o los yogures.  Tienen también productos internacionales, pero siempre que me he aventurado a investigar con fuagrás o alguna conserva de pimiento o encurtidos me he llevado un chasco, así que ya no investigo más en este supermercado.  La marca blanca de Food Basic es Selection, aunque nunca me he sorprendido con nada de esta marca, no está mal pero es bastante del montón bajo mi punto de vista.  En Metro, el supermercado padre de este low-cost supermarket, tienen también la marca blanca Irresistibles, que aunque bien cara, nos puede servir para encontrar alguna cosa que no está disponible en ninguna de las otras marcas, como los panes tostados especiales, el yogur griego o los productos orgánicos y sin gluten.

Decir que la marca blanca está en auge en Norteamérica, por lo que al tiempo de escribir este artículo es posible que nuevos productos de marca blanca estén disponibles en el supermercado o algunas calidades hayan mejorado, aunque como siempre, es un tema de suerte (hit and miss).

Walmart

walmartEn Norteamérica, cuando se habla de cadenas de distribución, se suele mencionar la palabra ‘guerra’, y es que no es para menos dado el volumen de negocio que hay en juego.  Desde que Amazon compró Whole Foods, algunas cosas han cambiado, como la posibilidad de comprar online en Walmart, la ampliación de la oferta de marca blanca o la batalla por la fidelización del cliente.  Y es que Amazon tiene más volumen de negocio que Walmart y CostCo juntos, así que es un rival que está poniendo en aprietos a los grandes de la distribución.

El Walmart, bajo mi punto de vista, cada vez se parece más a un dollar store -lo que se conoce por un chino en España-, con multitud de productos de baja calidad que incluso dan a la sección de ropa y complementos un olor característico.  No recomiendo investigar mucho por estas secciones ya que los precios tampoco son para romperse el cuello al girarse, pero hay otras secciones que no están mal, sobre todo en la parte del  supermercado.  Tampoco están mal las secciones de menaje del hogar, pequeño electrodoméstico, sábanas, toallas, y la marca blanca del Walmart, llamada Great Value, que aunque es quizá la que peor ‘pinta’ tiene, es posible que sea la que mejor relación calidad-precio tenga de todas.  De esta marca compro el agua con gas, y las cosas de cocina como los estropajos, las bolsas de basura o las pastillas del lavavajillas.  También compro en Walmart todas las cosas que no son essentials y cuesta encontrar en otros sitios, como los productos de cosmética o para el gimnasio.

Shoppers Drug Mart, Staples y Canadian Tire

El Shoppers es la farmacia más extendida de Canadá, es carísima aunque se pueden encontrar ofertas.  Yo no compro nada que no pueda encontrar en otro lado (supermercado normal, dollarama, CostCo), pero como cosa curiosa, decir que tanto el papel higiénico como los kleenex, y las coca-colas están habitualmente de oferta en Shoppers, así que mucha gente lo sabe y compra estos dos básicos en el Shoppers.

shoppers

Staples es la superlibrería, tiene muchos productos, así que habitualmente compro aquí las cosas que no puedo encontrar en el chino, como carpetas, folios, sobres, cartuchos de impresora…  suelen también tener ofertas en electrónica, aunque para esto siempre echo un vistazo a las webs de CostCo, Best Buy y Canada Computers.

Canadian Tire es la ferretería más extendida, la odio, es supergrande, no hay forma de encontrar nada y está casi todo carísimo.  Si puedo compro lo que necesito de ferretería en el chino o en AliExpres (una vez fui a comprar una espuma para limpiar la alfombra y casi me cuesta más que la alfombra).  Hay cosas que no están tan caras como los artículos de camping o los electrodomésticos.  Las bicis olvidaros, son un caca, aquí no hay Decathlon.

Chinatown y T&T

Los chinos comen tantas cosas raras, que necesitan sus propios supermercados para comprarlas, así que Chinatown es un buen sitio para conseguir productos chinos como diferentes tipos de salsas de soja, pescados, diferentes tipos de arroz, etc.  También suelen disponer de muy buenos precios en frutas y verduras pero la verdad, yo he dejado de comprar ahí porque un día u otro te venden algún producto fresco en mal estado.  También hay que destacar que los estándares de higiene de los asiáticos son distintos a los occidentales, así que estos supermercados no son la tacita de té para los escrupulosos.  A todo esto hay que añadir que los asiáticos lo toquetean todo, fijaros y veréis que siempre hay alguna jubilada asiática toqueteando 25 tomates para al final coger solamente uno.  Esto es algo que realmente me pone un poco de los nervios, ¿quién quiere una ensalada de tomate toqueado por 32 jubilados?.

tntLa opción limpia a Chinatown se llama T&T, está en Cherry street en la zona del antiguo puerto de Toronto.  Está bien, es aquí donde a menudo compro el pescado para la paella, ya que es de los pocos sitios que venden los pescados y los langostinos con cabeza, imprescindibles para un caldo decente.  Olvidaros de la morralla y los pescados para caldo, no existen ni siquiera en Chinatown, así que tendréis que echarle imaginación al tema: las raspas y las cabezas de pescado son CARAS.  El superconsejito del día es que no os dejéis engañar para cocinar una paella de marisco a nadie, os va a costar un buen pico y si tenéis suerte y os invitan de vuelta, os van a dar una hamburguesa congelada con ketchup, eso sí, el ketchup de marca.

Dollarama

dollarama-storeNo podría olvidarme, puestos a hablar del ahorro en la cesta de la compra, del Dollarama, toda una institución en Canadá.  Para entendernos, el Dollarama es como un chino con menos cosas, más o menos ordenado y limpio. Está por todas partes.  Mención especial del Dollarama merecen los trapos de microfibra y spontex, las fregonas, botecitos de cristal,  tupers y productos básicos de farmacia como las tiritas. No es que sea la bomba, pero ayuda a no inflar en exceso la cuenta, en especial si tenemos que abrir una casa en la que vamos a necesitar un poco de todo.

Consideraciones finales

Es posible que después de leer este artículo os haya parecido que soy un poco basurillas, a la busca de la ganga y la oferta del día, pero en realidad, no lo soy tanto.  El asunto es que cuando has bajado al Shoppers Drug Mart y has visto que te quieren cobrar $10 por una caja de tiritas que cuesta $1,25 en el Dollarama, o $8 por el champú que costaba $2 de oferta en el súper, no te queda otra que andar con ojo cuando caminas inocente con el carrito por los distintos supermercados. Hay que tener en cuenta que el negocio del retail tiene muchos costes asociados aquí.  Un coste oculto que no es tan evidente en Europa son las enormes sumas que pagan para analizar a la competencia, haciendo estudios de mercado y utilizando complejos algoritmos para seleccionar y colocar los productos en las diferentes secciones y estanterías. Tarjetas de fidelización de clientes, applicaciones, flyers, actualizaciones en la web suman costes.  A esto se añaden los costes de mantener las superficies (de mucho mayor tamaño que en Europa), el personal con sueldos más altos y la cantidad de producto perecedero que se desecha.  Por eso es muy común encontrar precios tremendamente hinchados, productos trampa, ofertas que no lo son y toda una sofisticada ingeniería en acción para que piques y puedan sanear las cuentas.

Estos son los motivos por los que Sobey’s, Metro y Loblaws son tan caros, pues disponen de una tremenda oferta de producto perecedero que apenas existe en España, como comida preparada, diversos tipos de pan del día, frutas cortadas, verduras de poca venta o incluso cosas que hay que vender en el día como el sushi.  Al mismo tiempo es raro encontrarse colas, todo está perfectamente ordenado y limpio, y como es lógico, todo eso ha de reflejarse en la cuenta.  En los supermercados low-cost todo es un pelín más caótico, pero aún así están bien.

Espero que todo este rollo os sirva para gastar sólo lo necesario.  Happy shopping!

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: